Pic de Lustou desde Ens (19-01-2007)

Ascensión al Lustou encadenándola con la travesía de los Picos de Thou y Bocou, partiendo del pueblo de Ens y durmiendo en la cabaña de Consaterre.

Al ser el Lustou el último tresmil que me quedaba de ascender de toda esta zona, había que buscar un recorrido que estuviese a la altura. Quería evitar la subida normal desde el Valle de Rioumajou, así como la arista que viene desde los Culfredas, que ya conocía, o sea, que después de dar mil vueltas al mapa me decidí por el siguiente recorrido: Comenzar en Ens, subir hasta la diminuta cabaña de Consaterre. Pasar la noche en ella, y al día siguiente subir al Pic de Thou. Empalmar con el Pic de Bocou, y desde este, a través del Col de Lustou subir al Pic de Lustou. La bajada la haría por el Valle de Azet, desde donde regresaría de nuevo al punto de partida.
La única referencia que tenía de la cabaña era que sólo entraban dos personas, y que la habitaba en verano un pastor. Desconocía si estaría abierta, por lo que llevé material de vivac, por si acaso. Al subir y bajar por dos valles diferentes, también tendría que cargar con todo el material, por lo que habría que llevar el menor peso posible, con lo que eso supone en invierno.... La cena iba a ser fría, jeje.
Primer día
El pueblo de Ens se encuentra junto al pueblo de St Lary, a la izquierda de la carretera que desde Arreau se dirige al túnel de Bielsa (285 km desde Donostia- 3h escasas de viaje)
Es un pequeño y bonito pueblo de veinte casas con la animación habitual que hay en estos pueblos franceses. Este era el lugar mas animado del lugar:





















A las 14:50 horas comienzo la ascensión desde la iglesia del pueblo (1.207 m) (15 ºC). En este primer tramo hay que atravesar las empinadas calles del pueblo, donde podemos abastecernos de agua,






















siguiendo el recorrido más evidente. De esta forma llegaremos a la última casa del pueblo, donde finaliza el firme asfaltado y comienza una pista de tierra. A pocos metros y a nuestra izquierda, un hito señala el sendero que debemos de tomar, esta vez ya por hierba.

Hay instalado un sismógrafo en este lugar





















La vía va ganando altura de forma más o menos recta, hay que hacer caso omiso a la amplia pista apta para vehículos que atravesaremos. De todas formas, el itinerario está todo balizado con hitos. Vamos ganando altura a través de una ladera herbosa...






















... y tras un pequeño tramo en el cual deberemos de perder algo de altura y atravesar una zona expuesta a avalanchas...






















antes de afrontar la subida que nos llevará al casi inexistente Lac de Coume (15:30) (1.565 m). Curiosamente, se encuentra helado.











Lo bordeamos, y seguimos ganando altura poco a poco por la ladera.

El pueblo de Ens va quedando atrás


















Seguimos ganando altura siguiendo este evidente sendero














De esta forma llegaremos a un pequeño collado colgado sobre el Valle de Azet (16:00) (1.751 m), desde donde se ve al fondo el objetivo principal, el Lustou, y el valle por el cual descenderé mañana.












































Es un bonito sitio, y espero a que bajen tres jubilados franceses a los cuales llevo oyendo un rato. Vienen de subir al Pic de Pichebrou y nos quedamos un rato hablando. Después de explicarme el recorrido hasta la cabaña, nos despedimos con un apretón de manos. No veré a nadie más en los dos días.

Hay que seguir subiendo por la arista herbosa que sube desde el Collado hasta llegar a una amplia zona llana. Desde aquí ya se ve nuestro siguiente objetivo, el Cap de Laubère, una brecha en la rocosa arista que separa estos dos valles.














A pesar de que hasta ahora se han podido evitar los tramos nevados, en esta última parte es inevitable el subir por ella.






















A pesar de la hora que es, y de la temperatura que hace se encuentra bastante dura y apenas me hundo. Voy ganando altura por medio de amplios zig-zags, y sin ningún contratiempo, llego por fin a la Brecha (16:50) (2.179 m).






















De ahí abajo vengo...






















El panorama cambia completamente, a lo lejos el macizo del Neouvielle cierra el horizonte
















y a nuestros pies tenemos el Valle de Rioumajou.

Hace un viento helador, por lo que apenas paro y continúo ruta. Este es también evidente, se trata de ir hacia nuestra izquierda teniendo que perder unos 100 metros de desnivel hasta el entronque con el fondo del valle.
Un vistazo atrás:





















Mientras camino voy contemplando el valle por el cual tendré que subir mañana, y en el cual se distingue la explanada que da origen a los lagos de Consaterre.






















De ahí arriba vengo:






















Después de bordear un espolón rocoso, justo cuando asoma un tubo negro de conducción de aguas, dejamos este camino y tomaremos el que parte a la derecha siguiendo este tubo, y que nos llevará hasta la cabaña de Consatèrre (17:30) (2.160 m), visible ya desde hace un rato a la derecha del sendero.






















Parece una vivienda de la Tierra Media...






















Es una pequeña cabaña con espacio justo para dos-tres personas (la foto está sacada desde el exterior de ella para que os hagáis una idea), y muy fría y húmeda, los colchones además de lo blandos que eran, estaban mojados...




























La estación de esquí­ de St Lary y el Pic de Arbizón son engullidos por la noche






















Croquis de la ascensión:



























Perfil de la ascensión:


















Segundo día

A las seis horas comienzo la ascensión después de una fría noche dentro de la cabaña (-4 ºC). A pesar de que es noche cerrada y con la luna nueva que hay, apenas se distinguen los relieves, el recorrido es sencillo: no hay más que seguir las huellas que suben hacia los lagos.
De vez en cuando aparecen marcas de gr señalizando el recorrido.





















En caso de duda, siempre podría consultar el recorrido que había grabado en el gps. Esta primera parte es bastante empinada, por lo que rápidamente entro en calor. A las 06:40 llego a la amplia superficie helada donde se encuentra el primero de los lagos de Consaterre (2.344 m). En media hora escasa atravieso los otros dos . Están considerados como algunos de los más bonitos de los Pirineos para los franceses, aunque yo no voy a poder opinar, de noche solo alcanzo a ver los pocos metros que ilumina el frontal. Por cierto, junto al tercero de ellos hay habilitado un vivac cubierto por una gran piedra. Bonito lugar para dormir.






















Hace un rato ha comenzado a clarear y se aprecia la brecha hacia la cual debo de dirigirme.



















Hay que subir por un pequeño vallecito en línea recta teniendo a veces que abrir huella. Me hundiré hasta las rodillas y resoplaré bastante, pero finalmente llego a la brecha situada al norte del Pic de Thou (08:05) (2.608 m). Es la situada a la izquierda de la foto, y se aprecia también el itinerario de subida a este primer pico

















Desde la brecha se aprecian las dos siguientes cimas de la jornada...













... y el Lustou desde más cerca




















Desde hace un rato he apreciado que había huellas que subían hacia la cima de este pico, por lo que me limitaré a seguirlas por una poco empinada ladera sin ningún peligro.

Por fin, a las 08:35 piso la cima del Pic de Thou (2.743 m)


















Las numerosas huellas de subida indican que debe de tratarse de una cima bastante frecuentada, y desde luego, los espléndidos panoramas que se divisan desde su cima justifica su ascensión.











Una panorámica del cresterío Lustou-Culfredas












Veo también el itinerario de subida a través de los lagos de Consatèrre.














Un breve descanso, y continúo la ascensión. He estado ojeando la continuación del recorrido y no parece complicado. Vista del Pic de Bocou:



























El descenso (visto desde la subida al Bocou) hacia la brecha situada entre este pico y el de Bocou, no plantea dificultades especiales: se trata de bajar por una empinada pendiente de roca descompuesta, pero bastante estable en la cual apenas hay que poner las manos y llegar de esta manera a la siguiente brecha (09:25) (2.578 m).






















La arista que viene a continuación de subida al siguiente pico, tampoco parece plantear demasiadas dificultades. Hay que trepar por tramos en mixto algo aéreos a veces, con un grado de dificultad de PD. La parte final se empina bastante, por lo que hay que andar con más cuidado. Afortunadamente, los tramos nevados no se encuentran helados, lo que dificultaría bastante la ascensión y me haría trepar con los crampones puestos. La cima del monte es una pequeña torre rocosa rodeada por nieve y con unas bonitas vistas del largísimo cresterío que va hasta los Picos de Culfreda. Cima del Bucou(09:55) (2.714 m)






















Tranquilamente, me dedico a echar un vistazo al tramo que me queda y sobre todo a ese tramo final de la arista que sube hasta elLustou. El descenso hasta el Col deLustou,



























punto de entronque con la vía que sube desde el Valle de Rioumajou, es una réplica de la anterior bajada del Pic de Thou. La misma roca, y la misma poca dificultad.

Col de Lustou (10:07) (2.649 m). Un visto hacia atrás para observar la bajada del Pico Bucou:





















Desde este amplio collado comienzo la última subida de la jornada. La nieve se encuentra tan reblandecida, que intento subir todo lo que puedo por el tramo rocoso de la arista para evitar el hundir toda la bota en la nieve. La subida es sencilla, se va ganando altura poco a poco y no es nada aérea.
















A medida que vamos acercándonos a la cima, aumenta la dificultad: la arista se va empinando y hay que empezar a utilizar las manos. Hay tramos verdaderamente aéreos, aunque la dificultad no aumenta de la que tiene el tramo hasta ahora recorrido, PD






















Desde más altura otro vistazo atrás. Se aprecian los dos picos ascendidos y la brecha























También llego al enlace con la bonita arista que viene desde el Pico de Estós (¿una futura propuesta circular desde Pont du Prat?)


















De esta forma llegaremos al último tramo de arista que nos depositará en la estrecha cima (11:40) (3.023 m)









































Los valles de la Pez al este y el de Rioumajou al oeste a 1.500 m. por debajo de nuestros pies hacen que de la sensación de estar en el cielo. Al sur, la arista que se dirige al Pico deGuerreys me hace recordar una huida desesperada hace varios años.

Esto es lo que he venido a ver, el cresterío Picos de la Pez-Abeillé.





















Un vistazo hacia el este: Quayrat, Lezat, Spijeoles, Gourgs Blancs, Clarabides, Maladetas, Vallibierna, ufffff













Hace mucho frío y viento, por lo que tras reponer fuerzas, comienzo el descenso. Retrocedo por la arista hasta localizar un lugar en el cual dejar el tramo rocoso, y comenzar la bajada por la empinada ladera nevada. Esta vertiente norte del pico se encuentra bastante helada, por lo que, tras calzarme los crampones, comienzo el larguísimo descenso esquivando los tramos de hielo más verticales por donde mejor puedo. No se aprecia ningún cortado en la ladera que añada peligrosidad al descenso, por lo que me limito a perder altura lo más rápido que puedo. De vez en cuando, la nieve pasa de estar helada a costra, en la cual me meto hasta los tobillos. Hay que descender hasta el fondo del valle






















Un vistazo a las dos cimas anteriormente ascendidas



















Croquis del descenso






















Intento bajar por los tramos con nieve más dura, teniendo como única referencia el fondo del valle






















Finalmente llego a una amplia explanada herbosa por la cual discurre un helado arroyo (13:46) (2.204 m).




























Como algo, me quito los hierros y me caliento al sol. Observo los picos Thou y Bocou, ¿qué rápido he perdido altura!















Para continuar el descenso hay que bordear por la izquierda un cortado de unos 200 m por el cual caen varias cascadas de hielo preciosas. ¿Las habrá ascendido alguien?















































Ya he llegado al fondo de este amplio valle glaciar. Me encuentro una caravana. ¿Como la habrán subido hasta aquí?






















Un sendero va bordeando el arroyo en dirección hacia el pueblo de Lezat.






















Avanzo rápidamente sin apenas perder altura por el valle hasta llegar al estrechamiento .






















Sabía, ya que en el mapa así consta, que debería de tomar un sendero a la derecha del arroyo, pero según avanzo, y al no ver ningún cruce, continúo por el evidente sendero por el cual voy bajando. En un momento dado veo que este sendero gana altura.























Me hace dudar, pero se ve tan evidente y no se ve ningún otro sendero por la derecha, por lo que sigo avanzando. Tendré que realizar una pequeña trepada y llegaré a unas empinadas laderas herbosas por las cuales avanzo durante bastante tiempo sin apenas perder altura. Al otro lado del encajonado barranco que tengo a mis pies, veo que efectivamente se aprecia un ya bien definido sendero que pierde altura hacia el fondo del valle. ¿De donde demonios habrá arrancado?

El retroceder de nuevo me haría tener que ganar bastante desnivel de nuevo y el perder bastante tiempo. El sendero por el cual voy, sigue bastante definido, por lo que sigo bajando. De repente, en mitad de una ladera de rododendros y a las 15:00 horas aproximadamente, el sendero se pierde. La continuación es imposible, se dirige hacia una arista rocosa imposible de sortear. Hay que perder altura. Poco a poco, y siempre tomando como referencia el bien visible fondo del valle, voy bajando. No hay que bajar recto hacia el río, ya que se aprecian unos cortados imposibles de descender. Me encuentro a unos 1.900 m y tengo que bajar hasta los 1.200. Esta bajada me va a hacer sudar...
De ahí arriba vengo:





















En esta foto se ve más o menos por donde va el camino correcto (en rojo), y por donde me metí yo (en blanco)



























De vez en cuando me meto por tramos boscosos en uno de los cuales, y para sorpresa mía, vuelvo a ver un evidente sendero. Vuelvo a sonrier. Avanzo por él hasta que de nuevo se difumina hasta desaparecer.

Otra vez a bajar a salto de mata. En ningún momento hay que destrepar, simplemente hay que ir perdiendo altura por tramos de vegetación muy cerrada por lo alto del cortado del barranco. De repente, un amplio sendero aparece delante mío, y esta vez parece que continúa más tiempo. Este es el sendero bueno: atraviesa todo el último tramo boscoso y por unas empinadas laderas me depositará en el amplio fondo del valle de Aret (16:10) (1.219 m).





















Un vistazo atrás para mirar por donde he bajado, y ya por fin por terreno sencillo avanzaré hasta llegar a una estrecha pista que se dirige hacia el pueblo de Azet. A partir de aquí, el recorrido está perfectamente balizado.




















Sigo por esta pista de tierra apta para vehículos hasta llegar a unas bordas en las cuales debemos de dejar esta, y tomar otro sendero a nuestra izquierda que finalmente nos llevará hasta el pueblo de Ens, a donde llegaré justo cuando las campanas de la iglesia dan las 17:00 horas.



















Fin de esta espléndida y agotadora aventura

Plano del recorrido:



























Perfil:
















Datos del gps:

Primer día:
Distancia: 6,9 km
Desnivel acumulado de subida: 962 m
Desnivel acumulado de bajada: 145 m.
Duración: 02:39 h
Segundo día:
Distancia: 17,6 km
Desnivel acumulado de subida: 964 m
Desnivel acumulado de bajada: 1.812 m
Duración: 10:51 h

Cartografía:
De mano: hoja 1748 de la serie 1:25.000 del IGN francés. Néouvielle-Vallée d´Aure
Para el gps Garmin: TopoPirineos
Cobertura telefónica:
El primer día hay cobertura en todo el recorrido con las redes francesas
El segundo día sólo hay cobertura hasta llegar al Pic de Bocou. Después desaparece hasta no llegar al fondo del Valle de Aret de nuevo.

Dificultades y peligros:
El recorrido completo de la larga arista tiene una dificultad de PD en los tramos más difíciles, que serían la trepada al Pic de Bocou y el tramo final del Lustou. La roca está algo descompuesta, por lo que hay que andar con cuidado, ya que es bastante aérea.
El descenso por la nevada cara norte del Lustou, no tiene mayor peligro que el saber descender por una empinada pendiente con diferentes tipos de nieve, en los cuales aflora de vez en cuando hielo. Es una amplia pared, por lo que se pueden esquivar las partes más verticales. Desconozco como estará sin nieve.
La parte final en la cual me perdí no es nada recomendable, y mucho menos con nieve o niebla. Es mejor localizar el sendero situado a la derecha y bajar por él. Yo desde luego no volvería a bajar por ahí, por no volver a repetir esa sensación de incertidumbre de no saber si va a aparecer un cortado imposible de flanquear