DEDO DEL MONTE PERDIDO-MONTE PERDIDO Y PUNTA ESCALERAS (09-07-2006)

Travesía en bucle de los picos Dedo del Monte Perdido, Monte Perdido y Punta de las Escaleras subiendo por la Escupidera al primero y descendiendo de nuevo al Valle de Ordesa por la vía de las Escaleras, en compañía de Fidel y Luis.

El sábado por la mañana entramos a formar parte del tinglado turístico de Ordesa (autobús, romería,etc)
Al llegar a las gradas de Soaso, vemos entre nubes nuestros objetivos de mañana



















Parece que las clavijas de Soaso están saturadas...























Descansamos junto a la Cola de Caballo y tranquilamente esperamos a que pase la gente. Esto es otra cosa...























De Góriz para arriba apenas vemos a nadie



















El plan inicial era el haber vivaqueado en el Lago Helado, pero compañeros con los cuales nos cruzamos nos indican que está colocado el cartel de NO HAY SITIO para dormir en él, por lo que decidimos dormir en la llamada "Ciudad de Piedra"...























Una vez montado el vivac, decido ascender al Pitón SW del Cilindro.

El Pitón SW es ese montículo que queda a la izquierda del corredor que sube del Lago Helado hacia la base del Cilindro



































Aprovecho el que apenas llevo peso para ascender rapidamente a la cima, a donde llegaré a las 20:00 horas




















Desde la cima, se ve perfectamente la silueta de nuestro principal objetivo de mañana: El Dedo






















Y también la zona del Marboré y los picos de la Cascada.

Se adivina también la Tuca de Marboré, un tresmil fantasma













Compruebo también que mañana no vamos a tener que utilizar los crampones para ascender por la Escupidera












Una rápida bajada de nuevo al vivac y a dormir. Después de una noche templada (8º a las 6:00) comenzamos la ascensión

Dejamos la subida por la Escupidera y giramos en oblicuo hacia nuestro objetivo






















A medida que nos acercamos a él, se vuelve más atractiva esta ( tantas veces soñada) ascensión























No hay ningún problema en localizar la vía de ascensión: se trata de trepar por la segunda chimenea situada a la izquierda de la brecha que lo separa de la arista O del Monte Perdido.





















Se trata de una sencilla escalada de nivel III-IV por una roca no lo suficientemente compacta, ya que se desmenuza bastante. La reunión está establecida precisamente para evitar esta caída de piedras, que en algún caso son del tamaño de un melón.

Subimos con las mismas botas, ya que las presas, tanto para los pies como para las manos, son abundantes. Fidel tira de primero...




















y nosotros nos limitamos a subir de segundones... En un pis-pas estamos los tres en la cima




















Desde la cima, la vista de la arista O del Monte Perdido impresiona...




























Varios montañeros ascienden por la vertiente de Tucarroya



















Bajo rapelando el primero para poder fotografiar a mis compañeros en este bonito descenso.



























Desde la base, no puedo evitar el fotografiar la romerías de montañeros que se dirige hacia el Monte Perdido mientras les observamos desde nuestra silenciosa atalaya





































Una vez recogido el material de escalada, lo guardaremos, ya que no lo vamos a utilizar más.

Ahora nos tendremos que unir a la romería para continuar con la travesía...





















La Escupidera está pelín saturada..



















Desde el Hombro del Monte Perdido un vistazo hacia el Dedo























Foto de cima























Vaya pintas... nos parecemos a estos tres maestros... (en las pintas)




























Un almuerzo rápido en la cumbre y comenzamos el descenso hacia el último tresmil de la jornada: la Punta de las Escaleras, visible debajo nuestro























Para descender utilizamos la llamada Vía de las Escaleras.

Destrepando la primera de las chimeneas:



























Las otras dos chimeneas son más sencillas de destrepar, por lo que sin más problemas llegamos a la cima de la Punta de las Escaleras




















Una vista poco habitual de las Tres Sorores desde esta cima:










Tenemos esta bonita panorámica del Parque por donde vamos a tener que descender
















Continuamos con la larguísima bajada y una vez en las praderas de Ordesa, echamos un vistazo hacia atrás para despedirnos de las tres cimas que nos han hecho sufrir hoy


No hay comentarios:

Publicar un comentario